Lijas para pulir las impresiones

Es el método de Postproceso de impresión 3D más común. Se realiza utilizando una lija de papel de diferentes rugosidades. El proceso habitual es comenzar con un papel de lija de alta rugosidad y luego ir descendiendo, por etapas, hacia los papeles de lija más lisos.

Una pieza completamente lijada pulirá las imperfecciones y dejará la pieza con unos acabados profesionales.

error: Contenido Protegido